ALEJANDRO ZAMBRA BONSAI PDF

There are some books that can be consumed in a singular hour, yet remain within you to be digested by the intellect for days or weeks. Alejandro Zambras Bonsai is such a book. The precise simplicity of the novel makes it a difficult book to talk as the novella feels as fragile as an intricately colored moths wingadmire its beauty but dont touch it lest it turn to dust. There is a feeling of weightlessness to the prose and story that still manages to weigh heavy in the heart and soul upon completion. It is the story of two young lovers, lovers of one another and literature, and what happens to them once they part. It is as simple as that, yet complex in its mechanics and implications.

Author:Mugami Kilmaran
Country:Guatemala
Language:English (Spanish)
Genre:Environment
Published (Last):4 June 2007
Pages:407
PDF File Size:12.83 Mb
ePub File Size:8.59 Mb
ISBN:282-2-75379-710-9
Downloads:62683
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dir



Actualmentees orofesorde literaturade la Universi- dad Diego Portales. Iulio y Emilia. Al final Emilia muereyJulio no mue- re. El restoesliteratura: l,a primera nocheque durmieron juntos fue por accidente.

Ni siquiera vale la pena mencionarlos. El cuarto fue Tulio. El segundo pololo de Emilia era demasiado blanco. El tercero era, en realidad,un enfermo. A dejarla, desde era prima de Julio. Todos los hombres de la fr. Julio le con- Enrique Lihn, que no a Marcel Proust. Pero tomado a Io largo de su vida. Tantalia menso y despreciableque se llama el resto. Muy pronto conformaron una vanidosa intimi- dad. Al menos por aquel tiempo, Julio y Emilia consiguieron fundirse en una especiede bulto.

Fueron, en suma, felices. De esono cabe duda. Eso dijo, y Julio. Devino entoncesen una costum- bre esto de leer en voz alta -en voz baia- cada noche, antes de follar. Es como hacergimnasia. Les nTantaliaoesla historia de una parqaque deci- gustabacasitanto como calentarse. Macedonio no.

Es una estupidez. No te entiendo. Nada,que esabsurdo. Discutieron, como todos los diletantes del mundo han discutido alguna vez, los prime- ros capltulos de Madarne Bouary. El resto, el pueblo, murmuraba celo- tura- de En buscadzl tiempoperdido. Es uno de esoslibros que vamosa releersiempre,dijo Julio.

La fantasla de ambos era al menos terminar a Proust, estirar la cuerda por 40 4T n. Luego fue la ropa. Entre los diez y los doce hicieron vivir juntas. A los die-. Ast de bien les iba. Quedemos en que su nombre era A. Julio se disolvieradel todo. El padre -el respon- Eran casi las once de la noche. Aunque paquetes chicos de papas fritas. Durante la fiesta,un amigo Porque no quedabanpaquetesgrandes. No quedaban cinco paquetes chicos. Que- daban tres. Estuvo a punto de retirarse:pero Eso tenlo por seguro.

Segura,no seasenrollada,huevona. Se su- pone que un marido, se dijo entonces Emilia, hacecallar a su esposa. Y como yo soy la esposa de Miguel debo callarme. Se esforzaba tanto en lograr que los rregirlo. Anita nunca mucho tiempo la miraba con otros ojos. Su culposamadre le del metro hasta que por fin tuvo a Emilia frente habla ofrecido varias veces financiar el viaje, y a frente.

Has vuelto a usar roPa negra, fue lo primero Fue a Madrid, pero no fue a Madrid. Fue a que le dijo. Una vez en Barajasestuvo a punro de discar cejasde Emilia, los ojos de Emilia.

No que tramaban algo. Madrid pero caminan muy lento. Anita no quiso quedarsea alojar. Sobras Gazmuri no importa, el que importa esJu- lio. Gazmuri ha publicado seiso sietenovelas que en conjuntoforman una seriesobrela histo- ria chilena reciente. Pero la esposade Gazmuri no im- Mira las preguntas que haces.

No te reco- porta, Gazmuri mismo importa muy poco. El miendo nada, no le recomiendo nada a nadie. Enseguida Gazmuri comienza a hablar derechamente solo. Pero Julio responde,respon- se de los maquilladores de muertos. Estoy segu- de que no, que casi siempre usa el computador. Un equili- ventaia, no una cualidad. Un viejo tumba, funciona: necesitamucha sangre,escribao no escribano- velas.

Es bien distinta de las anteriores. Un chiste, por juventud ha muerto. Pero no le saleel chiste. No dice nada. Dos nombres y dos apellidos. Por eso te Todo, absolutamentetodo. Que todo se va a la sascobrarme? Ve sus zapatos,sus sandalias. Pareceque ninguna calza,dice en voz muy alta, mientras mira de reojo, y algo alcanza a ver.

Alguna vezhan conversadosobre Seve- Julio camina hacia su departamenro visible- ro Sarduy. Ella no es especialmentelectora, pero mente confundido.

Necesitael dinero, des- dos son cuatro, Julio piensaque Marla es lesbia- de luego. Dos vecesa la semanaimparte clasesde na.

Para olvidar su entrevista de las personas. Hablan rar la llave, se da cuenta de que viene llegando de Sarduy,de Cobra,de Cocuyo,de Big Bang de 68 69 Escrito sobre un cuer? Entonces decide rendirle un ho- seguir un buen trabajo, un trabajo interesanre, menaje. Dos botellas de vino y luego sexo.

Las pe- Tengo un hermano en Barcelonaque lo conoce. El temblor cede gustan los computadores. Un hombre se entera por la radio Por un momento Julio se detiene en la ca- de que un amor de juventud ha muerto. IJna te- 70 7r la que hay que acariciar con cuidado y con amor.

Ella recorre las orejas de Julio, repa- marme que estamisma tarde comenzaremoscon sa la forma de la nariz,le arregla las patillas. Lo siento. La sequedad de Gazmuri lo desconcierta.

No, estavez no lo compra, Io hace. Marladice que es una historia rara. En fin, que en esterelatoella biendo en un banco del Parque Forestal. Escribe no interesa. Gazmuri no les puso nom- i. Finalmente se decide a enviarle bres. Piensaque el texto definitivo es Un abrazo,J. Desde el fondo de la sala alcanzaa divisar go i-port"nte.

CHrco Buanqun El final de estahistoriadeberlailusionarnos, pero no nosilusiona. Cierta tarde especialmente largaJulio deci- de comenzardos dibujos. El negocio funciona: en apenasuna semanavende casi la mitad de sus li- bros.

Regresa a casa a media tarde y bol.

DOWN THE DARKEST ROAD TAMI HOAG PDF

Alejandro Zambra

.

RAPID REVIEW BIOCHEMISTRY PELLEY PDF

Similar authors to follow

.

Related Articles