LISA KLEYPAS EL DIABLO TIENE OJOS AZULES PDF

Probablemente por ello, se ve impelido a colarse en la boda de Liberty y Gage. Se casa e inicia una vida en Dallas junto a Nick, al que cree el amor de su vida. No obstante nada transcurre como espera, tal como no tarda en comprobar. Herida, humillada y sin autoestima encuentra en los brazos de Gage y Liberty un escape en lo que es la puerta a su nueva vida y la nueva Haven Travis. En el acto Hardy reconoce a Haven, la joven cuyo recuerdo lo ha obsesionado desde la boda de Liberty. No obstante, enseguida percibe algo diferente en la joven.

Author:Kagazragore Danris
Country:Chad
Language:English (Spanish)
Genre:Health and Food
Published (Last):6 August 2014
Pages:83
PDF File Size:6.31 Mb
ePub File Size:5.45 Mb
ISBN:767-4-45495-300-1
Downloads:15874
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dailar



Aunque iba bien vestido, era evidente que no se ganaba la vida sentado a la mesa de una oficina. No son mi tipo. Como mi padre nunca encuentra bien nada de lo que hago, era una posibilidad a tener en cuenta. Despreciaba la blandura, y una de sus mayores preocupaciones era que sus cuatro descendientes —Gage, Jack, Joe y yo— no fueran capaces de triunfar en la vida por haber recibido demasiados mimos.

Nick estaba un poco aturdido. No tienes que demostrar nada. Vamos, que casi eres yanqui. Haven Travis Tanner.

No iba a permitir que nadie se interpusiera en mi camino. Nunca he salido demasiado. Era como si careciese de cierta habilidad esencial a la hora de atraer a la gente, de dar y recibir amor sin necesidad de esforzarse. Me costaba horrores, en serio. Nick era el hombre al que amaba. Va de la novia y el novio. Para las familias disfuncionales, las bodas son exhibicionismo social. Basta con que respetes mis elecciones.

A menos que me lo hayas escogido personalmente, claro. Las nueve. Tuve ganas de que me abrazara. Me siento como Me siento como uno de esos mensajes de error que te salen en el ordenador cuando Esto es todo un cuatro-cero-cuatro. La proximidad de su cuerpo era tan estimulante que no pude apartarme.

Todo va bien. Su boca estaba muy cerca. Vale — dije con un temblor en la voz—, olvida todo eso que he dicho sobre darnos los nombres. No estoy casado.

Apuesto a que no. En los cajones se guardan los accesorios del vino. Lo siento. Al fondo de la boca hay ciertas conexiones nerviosas que comunican directamente con los receptores olfativos de la cavidad nasal. Era como si de pronto todo se hubiera vuelto incontrolable. Me temblaban las rodillas. Ve a decirle a Nick que no te encuentras del todo bien, y regresa conmigo. La luna brilla en el cielo para nosotros. Al menos, no por eso. Todo lo contrario. Era medio mexicana, con una piel suave como la mantequilla, unos enormes ojos verdes y la clase de figura que vuelve locos a los hombres.

Casi recelosa. Tiene mil botones y todos en la espalda. Se lo ve tan feliz contigo. Los Travis tenemos tanta personalidad que A todos vosotros.

Siempre he querido tener una gran familia. Afortunadamente, antes de que yo tuviera que responder, llamaron a la puerta. Liberty fue a abrir. Y al parecer cualquier cosa bastaba para hacer que se sintiera provocada.

Nunca 1o hizo. Su madre nunca dio con ellos, y es dudoso que lo intentara siquiera. Entonces fue cuando supieron que estaba viviendo en la miseria, con la casa llena de desperdicios, cucarachas y montones de trastos viejos. Liberty no sabe lanzar ni la mitad de bien que yo. Gretchen vino hacia nosotras, una amplia sonrisa en los labios.

La mar de elegante. Vas demasiado sencillita. A Haven le encanta fabricar cosas. No veo que haya nada de malo en eso. La culpa no era suya. Menuda dama de honor estoy hecha. Nunca he acabado de verles la gracia a los colgantitos de la suerte. Fuimos escaleras abajo, mientras Gretchen y Carrington se quedaban a esperar el ascensor.

Tuve que hacer acopio de valor para mirarlo a la cara. Sus ojos eran de un azul asombroso en su rostro bronceado por el sol. Pero el centelleo que brillaba en el fondo de sus ojos era una silenciosa advertencia—. Ya tengo lo que vine a buscar.

Tanto Liberty como yo dejamos escapar un suspiro cuando los vimos alejarse. Si supieras algunas de las experiencias que ha tenido que pasar Las debutantes de River Oaks salimos por un ojo de la cara. Eres maravilloso. Estaba tan emocionado que le temblaba la voz. Nada de dinero, nada de comunicaciones. Pero no como una adulta que tiene sus propias opiniones y preferencias eso ya es harina de otro costal. Ahora te tiene a ti. Liberty y yo tardamos mucho tiempo en volver a dirigirnos la palabra.

Tampoco era que quisiera pasarse el resto de su vida trabajando en aquello, pero estaba muy bien pagado, especialmente las horas extras. Todos los edificios de esta ciudad parecen o un pene o una caja de cereales para el desayuno. Comparada con Houston, Dallas era cosmopolita, aparatosamente limpia y tirando a estricta. Menos sombreros de vaquero, mejores modales.

Compramos un apartamento con dos plazas de parking y acceso a una piscina comunitaria. Creo que he dado en el clavo. Me dijo que estaba jugando a las casitas. Te tengo a ti. Mis padres siempre tuvieron secretos. La franqueza total no siempre era agradable. Las puntas de sus dedos subieron hacia mi rostro y me resiguieron la curva del cuello. Da igual que no tengas un cuerpo Lo que pasa es que no son demasiado grandes.

No estaba habituado a que le encontraran defectos. Planchar una camisa como es debido era un misterio tan grande como los agujeros negros y la materia oscura—. Tengo miedo de estropearlas. Era muy quisquilloso con los detalles. Debo de tener alguna deficiencia de planchado. Nick se abstuvo de devolverme la sonrisa. Estuve enfadada aproximadamente unos diez minutos. Tus padres nunca esperaron de ti que hicieras cosas para otras personas.

Yo estaba muy emocionada ante la perspectiva de hacer algo de naturaleza social.

MANUAL DE PRESTIDIGITACION PDF

EL DIABLO TIENE OJOS AZULES

Aunque iba bien vestido, era evidente que no se ganaba la vida sentado a la mesa de una oficina. No son mi tipo. Como mi padre nunca encuentra bien nada de lo que hago, era una posibilidad a tener en cuenta. Despreciaba la blandura, y una de sus mayores preocupaciones era que sus cuatro descendientes —Gage, Jack, Joe y yo— no fueran capaces de triunfar en la vida por haber recibido demasiados mimos. Nick estaba un poco aturdido. No tienes que demostrar nada. Vamos, que casi eres yanqui.

JEAN ANOUILH BECKET PDF

El diablo tiene ojos azules - Lisa Kleypas

.

MEDICAL MICROBIOLOGY BY ANANTHANARAYAN PDF

Lisa Kleypas - El diablo tiene ojos azules

.

DOMINANDO AS ABERTURAS DE XADREZ PDF

El diablo tiene ojos azules

.

Related Articles